Tener trabajo y tatuajes. ¿Sigue siendo un problema?. Artículo Play Ground

Publicada en Publicada en Noticias

(El artículoy la imagen recogido a continuación, corresponde a playgroundmag.net, el articulo original os lo dejamos a continuación pinchando aquí ).

Hace 25 años, los tatuajes se asociaban a ambientes carcelarios, descuidados o de baja condición social. Actualmente, las cosas han cambiado mucho: uno de cada tres españoles de entre 18 y 35 años lleva tatuajes, las personas tatuadas tienen un interés especial por su imagen estética y estos dibujos cutáneos se han convertido en una forma más de expresión personal.

Los tatuajes están cada vez más normalizados en todos los ámbitos de la sociedad, sin embargo, algunos de nosotros seguimos teniendo dudas acerca de su aceptación en el mundo laboral.

Por esto, la marca Talquistina, que lleva desde 1957 cuidando todo tipo de pieles, y ahora también las tatuadas, nos ha retado a investigar si llevar tatuajes visibles en el trabajo sigue siendo un problema en 2020.

En algunas profesiones, los tatuajes son muy corrientes y están totalmente aceptados desde hace años: cantantes, artistas y deportistas de élite son ejemplos de ello. De hecho… ¿se te ocurre algún futbolista —sin contar Iniesta— que no lleve tatuajes? Seguramente muy pocos. Pero, ¿y en los sectores más tradicionales como la educación, la sanidad, el mundo financiero, el jurídico, o las posiciones de cara al público?

Para descubrirlo, hemos hablado con responsables de Recursos Humanos y profesionales de distintos sectores laborales y les hemos preguntado su opinión sobre el tema. Sigue leyendo, porque las respuestas de algunos de los entrevistados es muy posible que te sorprendan.

“La aceptación de los tatuajes ha cambiado mucho en pocos años, ahora viene una generación de profesionales en que los tatuajes forman parte de su estética habitual, y por tanto, en todos los sectores y posiciones encontraremos gente tatuada” asegura Laia Soler, directora de Recursos Humanos en las Escuelas Garbí y con larga trayectoria en la contratación y selección de personal. “E intentar encontrar a alguien sin tatuajes es absurdo. Este no debe de ser nunca el criterio de contratación, sino la profesionalidad o la valía de una persona” añade Soler

“No tenemos ningún problema con las personas con tatuajes visibles, excepto con alguna empresa concreta. Además, yo misma llevo tres, que en verano son visibles” declara Carla R., trabajadora de la conocida empresa de trabajo temporal Randstad.

También hemos hablado con el juez, Xavier P., y con el director de una oficina bancaria, Vicente T., que afirman que cuando ellos empezaron a trabajar era impensable ver a personas tatuadas en su ámbito laboral, pero que ahora sí que se ven algunos trabajadores jóvenes con tatuajes visibles.

Sin embargo, aún existen algunas empresas que exigen a sus trabajadores que se tapen los tatuajes. “Todavía hay requerimientos por parte de ciertas compañías de determinados sectores. Pero incluso en estas, se irá cambiando y aceptando los tatuajes. Hoy en día, es una realidad muy extendida y no determina ninguna tribu específica, y esto conlleva que el mundo laboral tendrá que normalizar a las personas tatuadas” afirma Ester Angrill, responsable de Recursos Humanos de una empresa de comunicación.

“Algunas empresas con trabajadores de cara al público quieren dar una imagen más seria, formal y prefieren empleados sin tatuajes visibles, piercings o el pelo teñido. En cambio, otras compañías del mismo sector no les importa. La cultura de cada empresa es determinante en este sentido” asegura Helena G., trabajadora de ISGF, una empresa de outsourcing (subcontratación). “Si que es cierto que hay algunos sectores más formales que otros, como las consultorías, los bancos, los restaurantes de lujo, algunas instituciones educativas, etc.”

Como has leído, la normalización de los tatuajes en el mundo laboral aún no es una realidad extendida en todos los sectores y todavía queda un largo camino por recorrer. No obstante, sí que podemos afirmar que hay una clara tendencia hacía su aceptación.

Así que si tienes algún tatuaje, queremos darte dos consejos:

First one: Que tus tatuajes no te limiten y no seas tú quien te discrimine; aplica en las ofertas que te interesen. El mundo laboral necesita gente como tú, que les demuestre que el talento no tiene nada que ver con la imagen personal.

Y last but not least: La marca Talquistina quiere dar visibilidad a los tatuajes y a las historias que se esconden detrás de ellos.