Micropigmentación mamaria: el tatuaje del pezón y la areola que borra la huella del cáncer. Noticia ABC.com

Publicada en Publicada en Noticias

(La noticia y la imagen recogido a continuación, corresponde a ABC.com, la noticia original os lo dejamos a continuación pinchando aquí ).

 

«El resultado que se obtiene es más que aceptable y mejora la visión que tiene la paciente respecto a su pecho». El Hospital General de Valencia ha incorporado una consulta de micropigmentación de la areola para las mujeres mastectomizadas, la primera de estas características que se crea en un hospital público valenciano para completar el proceso de reconstrucción de la mama e intentar de esa forma borrar la huella del cáncer.

La consellera de Sanidad, Ana Barceló, asistió a la inauguración de esta consulta, de la que estará a cargo una enfermera del hospital experta en micropigmentación y con más de catorce años de experiencia como tatuadora, según han informado fuentes sanitarias.

Barceló ha explicado que la micropigmentación de la areola mamaria y del pezón, como parte de la reconstrucción mamaria en pacientes tratadas de cáncer de mama, «cierra el proceso reconstructivo, con los enormes beneficios físicos y psicológicos que supone para una mujer que pasa por un proceso como este».

La Comunitat Valenciana es la segunda autonomía en ofertar desde el sistema público este nuevo tratamiento, que permite completar el proceso asistencial de aquellas pacientes con cáncer de mama que requieran de esta atención.

Esta nueva consulta se ha impulsado desde la dirección de Enfermería, y se enmarca dentro del proceso de humanización de la atención oncológica que se presta a las pacientes.

Se ha ubicado en el segundo piso del pabellón B, forma parte de la unidad Funcional de Mama y será el servicio de Cirugía Plástica el que derive a las pacientes que se consideren candidatas para que puedan someterse a esta técnica tras la reconstrucción de la mama.

«El resultado que se obtiene es más que aceptable y mejora la visión que tiene la paciente respecto a su pecho. De este modo, se culmina todo el tratamiento reconstructivo en el mismo centro hospitalario tras sufrir una resección de la mama», ha añadido la titular de Sanidad.

Efecto 3D para recrear la areola

En el Hospital General de Valencia son diagnosticadas cada año más de 200 mujeres de cáncer de mama y una mayoría de ellas son sometidas a una mastectomía (resección de la mama) total o parcial.

Con la micropigmentación se consigue un gran realismo, al incorporar un efecto 3D para recrear una areola prácticamente igual a la de la mama contralateral.

El jefe del servicio de Cirugía Plástica, Severiano Marín, ha indicado que, cuando los profesionales de Cirugía terminan la reconstrucción de la mama, «podemos derivar inmediatamente a la paciente para micropigmentar la areola, dependiendo de si tenemos que esperar a que el peso de la mama reconstruida modifique su altura o no».

«Para ellas es muy importante recuperar la imagen corporal de cara a volver a la normalidad con una actitud más positiva», ha agregado.

La micropigmentación mamaria es una técnica mínimamente invasiva para la corrección de las imperfecciones y alteraciones cutáneas derivadas de la reducción mamaria, que a menudo provocan la ausencia de la areola mamaria o del pezón.

Consiste básicamente en introducir en la epidermis o en la dermis mediante punción, una serie de pigmentos que simulan el color de la piel de la zona a tratar para conseguir la restauración del color fisiológico, creando un efecto estético de piel intacta.

Tal y como ha explicado el director de Enfermería, Tomás Aparicio, «será una consulta de enfermería programada, con agenda y código propio, y estará a disposición de las pacientes los viernes en horario de ocho de la mañana a tres de la tarde».

Nuevas consultas en las tres provincias

Tras la apertura de esta primera consulta en el Hospital General de Valencia, está previsto abrir, paulatinamente, nuevas consultas de Enfermería en diferentes hospitales de las tres provincias, para garantizar la aplicación de este nuevo tratamiento a las pacientes que lo requieran.

En estas consultas, la enfermera recibirá de manera autónoma y remitida por el cirujano plástico, a la persona susceptible de ser tratada y tras un proceso de valoración y diagnóstico enfermero, aplicará el tratamiento que considere más adecuado para cada caso.

Noticia realizada por ABC.com.