Código deontológico

 

Todas las asociaciones federadas en la FET (Federación Española del Tatuaje) así como todos los socios de las diferentes asociaciones que la componen, deben cumplir un estricto código ético y deontológico:

El propósito de este código es establecer una serie de normas de obligado cumplimiento por todas las asociaciones y profesionales asociados con el único objetivo de garantizar que el conjunto de prácticas que desarrollen, así como la venta de productos, servicios de tatuaje, piercing, formación, o actividades relacionadas con el Arte Corporal, posean un valor indiscutible para sus destinatarios.

El presente código, surge del convencimiento de que las buenas prácticas genera mejores resultados, y se apoya en la asunción de unos principios generales de carácter transversal y universal que se desgranan en una serie de valores éticos. Los principios son:

 

  1. El respeto tanto a la legalidad vigente en el territorio en el que se enmarcan las prácticas realizadas, como a las normas y reglamentos para el desarrollo de las actividades.
  2. La promoción del valor compartido entre las organizaciones y profesionales, a través de sus productos, servicios y actividades.
  3. Actuar de acuerdo con las Leyes y los Estatutos de la Federación,  así como las normas que regulan o pueden regular en el futuro, la profesión del Arte Corporal.
  4. Responsabilizarse en todo momento del ejercicio de la actividad profesional, procurando obtener la máxima satisfacción del destinatario.
  5. Guardar el secreto profesional.
  6. Respetar los precios mínimos que la Federación establezca en cada momento.
  7. Informar al cliente con toda honestidad y veracidad sobre los productos y servicios que solicite.
  8. El comportamiento individual no puede desacreditar, en ningún caso, a la FET, a la profesión o a los clientes.
  9. Realizar, exclusivamente, los servicios que sean competencia del Arte corporal.
  10. Mantener durante el ejercicio de la actividad, unas máximas condiciones higiénicas utilizando, siempre, material desechable e instrumental aséptico en el caso que se requiera.
  11. Bajo ningún concepto se permite la competencia desleal entre los profesionales, bien sean tatuadores, piercers, distribuidores de material y/o de servicios.
  12. Acatar las decisiones que por mayoría se aprueben en asamblea de socios.
  13. Contribuir, con la práctica de la profesión, a una buena percepción del Arte Corporal y sus disciplinas, generando confianza a la sociedad en general y a los destinatarios de servicios, en particular
  14. Respetar la clientela que un compañero remita por falta de servicio o ausencia temporal.
  15. No hacer publicidad falsa, engañosa o indigna.
  16. Realizar la actividad con preparación, respeto a los demás y eficacia.

 

En resumen:

Ser amante y respetuoso con el Arte Corporal y solidario con tus compañeros y colaboradores de profesión.

 

PRINCIPIOS GENERALES Y VALORES ÉTICOS

Responsabilidad
Somos conscientes de la responsabilidad que tenemos empezando por el destinatario final de nuestros productos y servicios. Velaremos, por tanto, por su seguridad y bienestar en el ejercicio de nuestra actividad, realizando nuestro trabajo desde el respeto hacia ellos y hacia nuestro entorno, asumiendo responsablemente nuestro papel para promover cambios positivos en la sociedad.

 

Honestidad y veracidad
En el desarrollo de la actividad se mostrarán y presentarán nuestros productos, servicios y actividades de forma veraz, honesta, íntegra y correctamente contextualizada, asegurando una oferta de valor que cumple lo que promete.

Transparencia informativa
Informaremos de forma clara y suficiente de los productos y servicios, que ofrezcamos, sus características y condiciones de adquisición así como de la gestión post-compra y de las  garantías de los productos y servicios ofrecidos.

 

Profesionalidad
Los profesionales que ejercen en el sector del Arte Corporal, se apoyarán en buenas prácticas profesionales, colaborando con el trabajo de otros profesionales, evitando críticas negativas injustificadas y ejerciendo su labor desde el respeto a la dignidad de las personas en la práctica de la profesión